Escudo de la República de Colombia

Este es el “corrientazo” más barato de Bogotá

Los encuestadores del CID de la Universidad Nacional encontraron un lugar que aprovecha las grandes ventajas de estar al lado de la principal central de abastos del país.

Bogotá, 23 de agosto de 2017.- En la esquina de la cerca de la Avenida Ciudad de Cali en el barrio El Amparo, sur de Bogotá, una voz cálida y amplificada invita a degustar un delicioso almuerzo corriente. El anuncio no tendría nada de especial sino fuera porque la publicidad hace énfasis en que este “corrientazo” es el más económico de la capital.

En los restaurantes de Bogotá el “corrientazo”, como se le conoce popularmente, es un plato de comida que consta de sopa y “seco”. Por lo general, la “bandeja” trae arroz, tajada de plátano y “principio” o el grano del día (frijol, lenteja, arveja, etc). También puede reemplazarse por espaguetis o macarrones. A esto se suma una no muy generosa porción de carne de res, pollo o cerdo.

Puede leer: Ana, la encuestadora más longeva de Bogotá

A pesar de que el menú es el mismo en toda la capital, el precio cambia dependiendo de la zona en la que está ubicado el establecimiento. Este plato, normalmente, se consigue desde los 6.000 pesos y puede llegar a los 10.000 pesos, pero en el barrio El Amparo solo cuesta 4.000 pesos.

Así lo anuncia el locutor quien tras regresar de atender unas mesas, toma el micrófono y lanza la frase con un diminutivo que confirma el bajo costo. “A tan solo 4.000 pesitos”. Para Rodriguez, un auxiliar de la Policía de 20 años de edad, quien con otros cinco compañeros come con gusto, “este almuerzo es muy bueno, no solo por su precio sino porque dan mucha comida”.

William Hernández es el propietario del restaurante “Donde Willy”, un negocio en el que en su aviso anuncia que además de restaurante también es un bar. En este lugar trabaja su esposa y una mujer afro de 1,70 metros que odia las fotos. Los tres se baten de lado a lado para atender a su clientela: obreros de construcción, empleados de fábricas, vendedores o residentes de la zona que ven en este restaurante un lugar ideal para comer bien y cuidar su bolsillo.

Le puede interesar: Galería: Encuestadores visitaron los establecimientos del barrio más inseguro de Bogotá

“Donde Willy” podría considerarse el restaurante más económico de Bogotá y así lo reconoce su propietario. Un hombre de 50 años nacido en Pereira que, luego de la muerte de su madre, llegó a la capital a los 13 años de la mano de un tío. Lo hizo no solo para buscar refugio, también para sobrevivir. De niño trabajó en carnicerías y supermercados en donde aprendió cómo negociar con los mayoristas.

A pesar del bajo precio del almuerzo, “Willy” no trabaja a pérdidas. Según sus cuentas en un día puede recibir 250.000 pesos. “El negocio da buena rentabilidad y queda la comidita”, dice con leve acento paisa.

La cercanía a Corabastos, la plaza de mercado más grande del país, en la que se comercializar aproximadamente 14.000 toneladas de alimentos cada día, brinda una oportunidad de oro para quienes quieren reducir costos. “A mí se me facilita comprar todo a precio de plaza”. Por ejemplo, una libra de carne no supera los 5.000 pesos.

Oscar Villamizar coordinador temático de la Encuesta a Establecimientos Económicos  Bogotá Región 2017, que realiza el Centro de Investigaciones para el Desarrollo (CID) de la Universidad Nacional, destaca que “Willy” puede vender a ese precio no solo porque aprovecha su capacidad de trabajo y su habilidad para negociar con mayoristas sino por que existe una cercanía a Corabastos, “no incurre en costos de transporte ni de almacenamiento de productos”.

Aunque “Willy” tiene claras estas ventajas, asegura que la fórmula de su éxito radica en dos factores: la sazón y el precio.

ES/SSO – ED/JSJ